El balance de la subasta 4G: hora de aguar la fiesta

Por cuenta de la subasta de espectro de la semana pasada, los medios de comunicación montaron al Ministro de las TIC en el carro de bomberos. Un elogioso perfil de El Espectador resume el tono: “Diego Molano se anotó un hit con la subasta 4G. No solo amplió la competencia de la industria móvil sino que le dejó al Estado ingresos superiores a los esperados”. Es la constante. Felicitaciones, elogios y sonrisas.

El problema de esta celebración es que se hace a costa de las expectativas de la gente. Dice el Ministro que ganaron los colombianos porque “llega más competencia a internet y a la telefonía móvil. Mayor calidad y mejores precios para los colombianos”. La realidad es otra: ni la subasta estaba diseñada para algo tan ambicioso ni los resultados apuntan a que sucederá en el corto plazo. Hora de aguar la fiesta con un balance más aterrizado.

Lea el artículo completo en La Silla Vacía .