El Gol Caracol en la plaza pública

En octubre pasado el Canal Caracol quiso prohibir la retransmisión de los partidos de las eliminatorias en espacios públicos –plazas, centros comerciales, coliseos–. Después dijo que no había dicho lo que había dicho y el asunto quedó en el aire. Por esa época escribí que Caracol no tenía la potestad de impedir que alguien tomara la señal abierta y la transmitiera en un parque o un restaurante. Pues bien: la Dirección Nacional de Derecho de Autor (DNDA), en respuesta a un derecho de petición que le envié, me da la razón.

Caracol no tiene un derecho de autor sobre los partidos de fútbol, sino un derecho de transmisión. Los partidos de fútbol no son consideradas  obras –como canciones o libros–. Esto implica que la protección que tiene Caracol es sobre la difusión de sonidos e imágenes, pero no sobre los contenidos de la señal. Ese derecho de transmisión incluye, por supuesto, que no haya retransmisiones ilegales. 

En un momento Caracol lanzó la tesis según la cual quien saca la señal del televisor y la pone en una pantalla gigante o proyector (sin cambiarla ni intervenirla) está haciendo una retransmisión. La interpretación –que me parecía desproporcionada y leguleya– es equivocada según lo que expone la DNDA.  

Para la DNDA, «existe una retransmisión cuando una persona diferente al organismo de radiodifusión utiliza la emisión de éste, cambiándole el destino inicial a la señal mediante cualquier medio o procedimiento, independientemente de si se trata de una señal abierta o cerrada». Hasta aquí uno podría decir que la tesis de Caracol, aunque forzada, tiene cabida. Pero añade la DNDA que «no pueden los organismos de radiodifusión oponerse a la exhibición de una señal cuando ésta ha sido lícitamente recibida». 

Es decir, una cosa es la retransmisión de una señal adquirida ilegalmente, y otra es la exhibición pública de una transmisión. Y esto último ni es ilegal ni requiere de autorización previa de Caracol.

El equipo legal de Caracol debe conocer este marco legal al derecho y al revés. Sin embargo, con el Mundial en el horizonte y una perspectiva de negocios y alianzas que desconocemos, los directivos del canal quisieron probar la temperatura del agua. Al final creo que dieron reversa más por la forma que por el fondo, y regresarán con este tema mientras nosotros estemos llenando el álbum de Panini. 

Acá pueden descargar la respuesta completa de la DNDA. Tengan en cuenta que este documento no tiene carácter vinculante ni resuelve el caso en cuestión.